pages
abril 11, 2018

La emergencia de un espacio meso – El caso país de Myanmar

Como es habitual en países como Myanmar, que recién en 2012 inició un proceso de transformación luego de décadas de aislamiento, las oportunidades de negocios abundan. Al mismo tiempo, existe una grave escasez de destrezas empresariales, experiencia en gestión de negocios, espíritu empresarial y estructuras de apoyo de nivel meso. Es posible observar, sin embargo, la aparición de un nivel meso, que surge de iniciativas locales y recibe a la vez el impulso del apoyo brindado por las organizaciones internacionales de desarrollo. Esto convierte a Myanmar en un buen caso para estudiar la emergencia del nivel meso.

Un entorno difícil para las empresas

La actual situación del entorno empresarial en Myanmar se ve reflejada en los índices y relevamientos internacionales. En el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial de 2014, Myanmar se ubicó en el puesto 134 entre un total de 144 países (Foro Económico Mundial, 2014), y en 2015 mejoró solo ligeramente su ubicación al alcanzar el puesto 131 (Foro Económico Mundial, 2015). El informe del Banco Mundial denominado Doing Business confirma que, entre todos los países comprendidos en él, en Myanmar sigue siendo muy difícil poner en marcha una empresa (el país ocupó el puesto 177 entre 189 en 2015).

Hasta hace poco, el espacio meso en Myanmar era en gran parte inexistente o estaba al menos notoriamente subdesarrollado en todas las áreas de actividad típicas de las organizaciones meso (véase el Artículo 2 ‘¿Qué son y por qué existen las organizaciones meso?’): tecnología, educación, finanzas, infraestructura, facilitación del comercio, promoción de nuevas empresas y organizaciones empresariales.

El sector financiero ha mejorado en los últimos años, pero aún no se ha desarrollado por completo y por lo tanto no puede cumplir adecuadamente su función de intermediario. En especial, la definición de garantía, sumamente rígida, dificulta el acceso a las fuentes formales de financiación. El sector educativo y de formación no satisface los estándares regionales o internacionales. Existe un grave desajuste entre la oferta de formación técnica y la demanda real de calificación del sector empresarial. Para muchas empresas es difícil encontrar mano de obra con el nivel y tipo de formación adecuados, algo que unido a la subinversión en bienes de capital ha llevado al país a tener uno de los niveles más bajos de productividad laboral de Asia. El entorno regulatorio y administrativo de las empresas es muy incierto y poco propicio, siendo esta una de las razones de la falta de inversiones de capital.

Además, las empresas luchan con problemas de infraestructura económica básica (suministro de energía, suministro de agua, sistema de cloacas, transporte), así como con la mala calidad de los servicios de tecnología de la información y la comunicación. En general, el estado de la infraestructura sigue siendo deficiente y hasta el momento el progreso logrado ha sido lento. De acuerdo con el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial, Myanmar ocupaba el puesto 113 entre un total de 160 países en 2016 (habiendo subido desde el puesto 145 que ocupaba en 2014). La inflación registrada en el precio de la tierra y el acceso legal a esta impiden a las empresas operar en lugares de su elección.

Hay importantes organizaciones de nivel meso que no están presentes o se encuentran en una etapa incipiente, como los proveedores de sistemas de apoyo público o privado a las empresas. Estas tampoco disponen de sistemas de apoyo profesional, sobre todo fuera de los principales centros urbanos, o bien desconocen su existencia o su calidad. Existen solo unas pocas organizaciones empresariales profesionales que podrían potencialmente ofrecer a sus miembros servicios y poder de lobby. La mayoría de las asociaciones están impulsadas de arriba hacia abajo, y se orientan más por los intereses del estado que por los de sus empresas asociadas. El centro para PyMEs, que opera en el ámbito del Ministerio de Industria, y sus dependencias regionales de reciente creación tienen hasta el momento una capacitación insuficiente y carecen de la experiencia necesaria para proveer un servicio público de apoyo a las empresas o para coordinar la prestación de estos servicios por los proveedores privados. La promoción de nuevas empresas, es decir, la facilitación del paso inicial de una empresa a partir de la idea del negocio hasta su puesta en marcha, es casi inexistente y por el momento solo cuenta con el apoyo de compañías privadas con financiación de donantes internacionales.

Figura 2: Elementos de nivel meso y macro en Myanmar (2017)

La Figura 2 muestra algunas de los elementos que registramos en nuestro reciente trabajo de campo en Myanmar. Dos iniciativas dirigidas a mejorar el nivel meso se explican con mayor detalle en las secciones siguientes. El caso Myanmar también recibe un tratamiento más extenso en el Artículo 4 ‘Evaluación de las organizaciones meso’, desde la perspectiva del desarrollo organizacional.

Nivel meso en crecimiento 1: creación de una infraestructura de calidad

La infraestructura de calidad de Myanmar nos brinda un ejemplo típico de un estrato de instituciones meso en desarrollo. La infraestructura de calidad abarca todos los aspectos de metrología, normalización, pruebas y ensayos y gestión de la calidad (MNPC), incluidas la certificación y la acreditación. Comprende instituciones meso tanto públicas como privadas, así como el marco regulatorio macro dentro del cual estas operan. La infraestructura de calidad es de vital importancia para garantizar la calidad de los productos y de sus procesos de elaboración, y tiene por lo tanto gran influencia en la competitividad de las empresas en los mercados. La infraestructura de calidad es un prerrequisito fundamental para la protección de la salud y el medio ambiente en el mercado interno y una precondición para el éxito de la participación en el comercio global. Luego de décadas de aislamiento, la infraestructura de calidad de Myanmar era casi inexistente, pero ha comenzado a plasmarse en los últimos años con el apoyo de organizaciones internacionales de desarrollo, tales como el PTB (Instituto alemán de metrología), la GIZ (Sociedad alemana para la cooperación internacional), la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el desarrollo internacional) y la ONUDI.

El desarrollo de un sistema de infraestructura de calidad requiere la intervención de todos los niveles de la competitividad sistémica. A nivel micro, es necesario estimular la demanda de servicios de este tipo y que las empresas reconozcan su valor. A nivel meso, es preciso desarrollar las diversas organizaciones del área de la MNPC, incluidas la certificación y la acreditación, lo que supone asimismo desarrollo organizacional y de capacidades. De esto se encarga el Departamento de Investigación e Innovación, que depende del Ministerio de Educación de Myanmar. A nivel macro, todo el marco legal está ausente, o bien desactualizado. Se trata aquí, esencialmente, de las leyes de metrología y de normalización y acreditación, y todas las reglamentaciones respectivas. Estos instrumentos legales, actualmente en revisión, determinan cómo se articulan las políticas, organizaciones y servicios de infraestructura de calidad, cuál será su conjunto de funciones y qué servicios de infraestructura de calidad podrían ser delegados al sector privado, es decir, al nivel micro.

Además de la falta de experiencia y especialización en el campo de la infraestructura de calidad, otra cuestión de gran interés es la asignación por parte del Estado de un presupuesto incierto y muy restringido, lo cual podría dificultar las actividades y las inversiones que las instituciones respectivas pueden realizar efectivamente cada año. La creación y expansión de instituciones de infraestructura de calidad de nivel meso, destacándose entre ellas el Instituto Nacional de Metrología de Myanmar en el marco del Plan Estratégico de Metrología, requeriría la incorporación de una gran cantidad de personal calificado para llevar a cabo todas las actividades planificadas. Sin embargo, los organismos de gobierno tienen dificultades para conseguir nuevos empleados que sean competentes. Los sueldos de los funcionarios son considerablemente inferiores a los que ofrece el sector privado o las organizaciones de desarrollo.

Durante el proceso de desarrollo de un sistema de infraestructura de calidad, que llevará varios años, sigue siendo necesario atender de algún modo las necesidades que en este sentido tienen las empresas y las mismas instituciones meso. Los servicios que prestan las instituciones de infraestructura de calidad de los países vecinos pueden llenar provisoriamente ese vacío. El Departamento de Investigación e Innovación, por ejemplo, hace calibrar sus equipos de laboratorio por el Instituto Nacional de Metrología de Tailandia. La acreditación de los laboratorios nacionales es un servicio prestado por el Consejo de Acreditación de Singapur o a través del concepto de Puntos Focales de Acreditación Nacional, método colaborativo que se utiliza para desarrollar servicios nacionales de acreditación en la etapa inicial de creación de un sistema de infraestructura de calidad.

Nivel meso en crecimiento 2: apoyo al sector del caucho

El gobierno de Myanmar ha determinado que el caucho es uno de los cinco productos de exportación prioritarios en el marco de su Estrategia Nacional de Exportaciones. El caucho natural es un importante producto de exportación de Myanmar. La producción de caucho natural ha crecido a más del triple en la última década, en el contexto de la estrategia para el sector del caucho establecida como parte de la Estrategia Nacional de Exportaciones. Pero el documento estratégico identifica asimismo una cantidad de limitaciones clave en el lado de la oferta, como por ejemplo la baja productividad o la mala calidad, además de restricciones clave en el entorno empresarial, como la ausencia de reglamentaciones o la falta de acreditación internacional de los laboratorios de pruebas de Myanmar. La función del nivel meso consiste en parte en trabajar para resolver estas limitaciones.

El sector del caucho padece las restricciones generales del nivel meso que se describen al comienzo de este artículo, y carece asimismo de algún apoyo concreto, de objetivo específico. Debido a la inexistencia de una ley del caucho, por ejemplo, no existe en Myanmar una dirección específica del caucho que represente los intereses del sector a nivel oficial. No existe tampoco un instituto de investigación del caucho que brinde apoyo a agricultores, procesadores y productores para que adopten técnicas de cultivo adecuadas o introduzcan innovaciones en el procesamiento y la producción. El Centro de Investigación y Desarrollo de Cultivos Perennes, que funciona bajo dirección estatal en la órbita del Ministerio de Agricultura, sufre graves limitaciones en materia de recursos y se ve imposibilitado de prestar los servicios requeridos.

Al mismo tiempo, una cantidad de servicios y organizaciones de nivel meso están surgiendo ahora en torno al sector del caucho. Cabe destacar la ardua tarea realizada por la Asociación de Cultivadores y Productores de Caucho de Myanmar a fin de crear un laboratorio de control de calidad para el llamado Caucho Técnicamente Especificado, que una vez que reciba acreditación internacional permitiría a los productores y procesadores de caucho de Myanmar vender caucho con un nivel de calidad reconocido y cobrar el precio correspondiente. En la actualidad el caucho de Myanmar debe venderse a un precio más bajo que el de otros países debido a que no es posible garantizar su calidad.

Con la ayuda de organizaciones internacionales para el desarrollo, el sector del caucho importa también apoyo de nivel meso de otros países. El centro francés de Investigación Agrícola para el Desarrollo, por ejemplo, brinda actualmente apoyo para investigación y desarrollo a los cultivadores y recolectores de caucho con el propósito de mejorar la productividad de las plantaciones existentes, y presta asesoramiento sobre selección de variedades y técnicas de cultivo a plantaciones nuevas o reestablecidas.  

Myanmar tiene aún un largo camino por recorrer para desarrollar un nivel meso sólido y diversificado. Pero como lo muestran los ejemplos antes citados, los esfuerzos iniciales ya están en marcha. Ellos serán un aporte importante a la creciente competitividad de Myanmar en diversos sectores.

Christian Schoen

Marcus Jenal

Ficheros:
pages