pages
septiembre 15, 2017

¿Cómo identificar a las organizaciones meso?

Si bien resulta bastante fácil hallar empresas en la mayoría de los lugares y ramas de actividad económica, no es tan fácil a veces encontrar organizaciones meso que suministren servicios de tecnología, educación u otro apoyo cuya importancia es clave. Además, una organización meso no es siempre una entidad independiente; podría funcionar en el marco de otra organización, como sería el caso de una incubadora de tecnología que opere bajo la tutela de una universidad.

En este artículo proponemos algunas pautas para identificar las organizaciones meso. Utilizamos el ejemplo de un caso tomado de Myanmar a fin de mostrar cómo se desenvuelve este proceso en la práctica. El proyecto “Generación de oportunidades para el caucho en Myanmar” (GRO, Myanmar), implementado por CARE Myanmar, recibe financiación de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación. Este proyecto trabaja para mejorar el sector del caucho, centrándose en el Estado Mon, en el sudeste de Myanmar, con el objeto de mejorar la situación de los pequeños agricultores y recolectores de caucho.

Organizaciones meso cerca de los mercados

Como muestra el Artículo 2, ‘Qué son y por qué existen las organizaciones meso’, las organizaciones meso desempeñan una variedad de roles que son directamente relevantes para los mercados. El servicio que prestan estas organizaciones se puede utilizar para identificarlas. Ellas modelan la forma en que operan los mercados, ya sea al proporcionar financiación y crear infraestructuras esenciales o al prestar directamente servicios relevantes para el mercado, como investigación y control de la calidad. Y lo que es más importante, su objetivo principal es el desarrollo, no el aspecto comercial. Esta es una de las diferencias clave entre las organizaciones meso y las empresas ordinarias de nivel micro.

Muchas organizaciones meso asumen una combinación de estos roles. Por ejemplo, una asociación de turismo puede desempeñar un papel importante al reducir los costos de coordinación y aumentar el atractivo y la imagen de marca de una zona, y cumplir al mismo tiempo una función en el mejoramiento de los estándares y la calidad de los servicios de un lugar. Una asociación agrícola podría jugar un papel al ayudar a los agricultores a conseguir acceso a mejores insumos o a negociar mejores precios o al abrir mercados para aquellos que tengan dificultades en acceder a ellos. Una agencia de desarrollo local puede atraer inversores y asistir en la simplificación o agilización del planeamiento y la coordinación de nuevas obras de infraestructura. Un laboratorio de investigación o un centro de tecnología pueden reducir los costos que para los emprendedores locales tiene el acceso a profesionales graduados, equipos escasos o nuevos conocimientos.

Puede ocurrir que las organizaciones meso tengan relaciones con cadenas de valor o clústeres determinados, o promuevan la competitividad de las empresas en general. Los emprendedores pueden identificar de inmediato a muchas de estas organizaciones ya que les brindan un valioso apoyo, como asesoramiento técnico o de gestión y acceso a tecnologías escasas o conocimientos especializados para el acceso a un mercado. Es posible que algunas organizaciones meso ni siquiera se vean a sí mismas como actores del desarrollo. Una asociación de agricultores puede ofrecer a sus miembros, por ejemplo, un círculo de maquinarias compartidas como forma de controlar los costos y hacer el mejor uso posible de equipos y conocimientos especializados. Esto es útil para superar la indivisibilidad de la inversión de capital, esa falla del mercado a la que muchos pequeños agricultores deben hacer frente. Esa parte de su labor sería “meso”, mientras que la venta de semillas a sus miembros es una operación de mercado de nivel micro.

En el proyecto de Myanmar, el equipo del Proyecto GRO pudo identificar fácilmente a las empresas que operaban en el nivel micro. Luego lograron identificar algunas organizaciones meso, así como a los responsables de la toma de decisiones a nivel macro y las directivas políticas de amplio alcance. Esto permitió al equipo reconocer patrones recurrentes de desempeño insatisfactorio del mercado. Todo esto se reflejó en un mapa de Competitividad Sistémica, en el que los casos de desempeño insatisfactorio identificados se representaron en tarjetas rojas (véase la foto siguiente).

Organizaciones meso alejadas de los mercados

Aunque las organizaciones meso que prestan apoyo a las empresas en forma directa son relativamente fáciles de hallar, el desafío es identificar a aquellas organizaciones que en apariencia no brindan apoyo directo. Son las que suministran bienes públicos, como son los servicios de desarrollo de habilidades, hacen posible exigir el cumplimiento de los contratos, construyen y mantienen obras esenciales de infraestructura, realizan investigaciones, garantizan estándares o mejoran la capacidad de gestión. Puede que no sean visibles en un determinado lugar o cerca de las empresas en un mapa de la cadena de valor, pero desempeñan entre bastidores un papel importante en la regulación de la conducta de los actores. Pueden reducir los costos de acceso al conocimiento, la calificación y la información; fomentan la competitividad y la innovación, prestan asesoramiento a los formuladores de políticas sobre el modo de mejorar las condiciones marco o financian y desarrollan obras esenciales de infraestructura económica que reducen los costos de transporte, operación y búsqueda. Estas organizaciones cuentan a menudo con financiamiento público proveniente de organismos nacionales y fondos para subsidios o canalizado a través de programas de desarrollo específicos.

Luego de identificar las cuestiones de desempeño clave, el equipo del proyecto GRO de Myanmar intentó determinar cuáles de las organizaciones meso existentes tendrían posibilidad de responder a las cuestiones señaladas en las tarjetas rojas. El equipo procuró también identificar fuentes de conocimiento, información y asesoramiento que pudieran ayudar a las empresas a mejorar (“upgrade”) la eficiencia o el acceso al mercado y a superar de ese modo las ineficiencias identificadas en las tarjetas rojas. Dado que no lograron hallar organizaciones apropiadas en el Estado Mon, realizaron una búsqueda de programas con financiamiento nacional que operaran en otros estados. Así fue como hallaron una universidad que identificaron como un actor clave en el sector del caucho y que brindaba asesoramiento, servicios y formación a nivel nacional. De las entrevistas y reuniones con los emprendedores/as y agricultores/as no surgía claramente que esta universidad fuera un proveedor clave de conocimiento y asesoramiento, y por lo tanto el flujo de conocimientos e información en el sistema del caucho era limitado. El equipo del proyecto GRO pudo concentrarse de inmediato en los medios para poner a los actores locales en contacto con la universidad y sus redes a fin de abordar algunos de los problemas registrados en las tarjetas rojas del mapa.

A veces las organizaciones meso mismas no se identifican siquiera con mercados,  empresas o con el desarrollo, como en el caso de un laboratorio de pruebas químicas de una universidad que las realiza esporádicamente para recuperar costos, o la universidad del caso de Myanmar, que no se veía a sí misma como un apoyo para el sector del caucho, sino apenas como una universidad agrícola que ofrecía formación.

En ocasiones son compañías u organizaciones las que ponen en práctica un programa meso, por la sencilla razón de que sus operaciones se ven afectadas por el mal desempeño de las empresas que las rodean. Una empresa puede, por ejemplo, contar con un centro de capacitación o brindar servicios de extensión a potenciales proveedores.

¿Dónde encontrar las organizaciones de nivel meso?

En el marco de la competitividad sistémica, el nivel meso se sitúa entre el nivel de las políticas macro, donde se formulan las políticas genéricas, y el nivel micro, donde los emprendedores operan entre sí a través de los mercados, las redes y las jerarquías (véase el Artículo 1 ‘El nivel meso, el espacio meso y la relación con los territorios’). Esto, sin embargo, no se corresponde con una ubicación geográfica. De hecho, las organizaciones de nivel medio pueden estar ubicadas en cualquier lugar, desde zonas rurales muy remotas (por ejemplo, un instituto de investigación agrícola) hasta la ciudad capital (por ejemplo, el organismo de acreditación de la infraestructura referida a la calidad). Una organización meso que reciba financiamiento de un organismo nacional podría estar ubicada a nivel nacional o directamente en un territorio, por ejemplo, una incubadora de tecnología en una ciudad que recibe fondos de una dependencia del estado nacional.

Las organizaciones meso no están atadas a determinados territorios, y cada vez más las organizaciones internacionales y supranacionales se convierten en actores importantes. Pueden adoptar la forma de organismos regionales de normalización, fondos regionales de inversión y hasta obras regionales de infraestructura, como un corredor de transporte entre dos países. El proyecto GRO de Myanmar, que es un programa de investigación internacional, fue identificado como una organización que podía prestar servicios al mercado local del caucho. El equipo de CARE que llevó adelante el proyecto invitó a investigadores y profesionales de la organización internacional a visitar Myanmar, y se negociaron actividades conjuntas de investigación e intercambio de conocimientos entre un organismo de investigación de Myanmar y la organización internacional.

Existen también en algunos países organizaciones meso que alcanzan un nivel de excelencia en su tarea y atraen la atención de emprendedores extranjeros. Entre ellas se cuentan instituciones de investigación, instituciones dedicadas a la industria o la tecnología, universidades y organismos de normalización. Una fábrica de caucho de propiedad tailandesa en Myanmar, por ejemplo, tiene acceso a organizaciones meso de Tailandia y otros lugares, lo cual le otorga una ventaja distintiva respecto de las empresas de origen local que desconocen la existencia de estas organizaciones meso fuera de Myanmar.

Qué preguntas plantear para identificar organizaciones meso

A continuación incluimos algunas preguntas que se pueden utilizar para identificar los diferentes tipos de organizaciones meso.

Preguntas para formular a las empresas

  • ¿A quiénes acuden cuando se encuentran atascadas o tropiezan con problemas que no pueden resolver?
  • The lack of which organisations, i.e. if they were no longer available to your company, would hamper your on-going efforts to improve your competitiveness, innovation and market access?
  • ¿La ausencia de qué organizaciones, en el supuesto que ya no sean disponibles para su empresa - , entorpecería los esfuerzos que ustedes actualmente realizan para mejorar su competitividad, innovación y el acceso al mercado?
  • ¿Dónde buscan los recursos, equipos, servicios técnicos y conocimientos que no poseen dentro de sus organizaciones o que no existen en la región?

Preguntas para formular a las organizaciones meso

  • ¿Qué otras organizaciones brindan a las empresas servicios, asesoramiento técnico, infraestructura y acceso a tecnología o al perfeccionamiento profesional, lo cual les permite utilizar o aprovechar las propuestas o servicios de esta organización?
  • ¿A qué partes de la cadena de valor o a qué industrias o empresas brindan ustedes servicios?
  • ¿Cuáles son las tendencias que actualmente modelan el mundo de las empresas, y qué hacen ustedes para adaptarse a ellas?

Dr Shawn Cunningham (sc[at]mesopartner.com)

Marcus Jenal (mj[at]mesopartner.com)

Christian Schoen (cs[at]mesopartner.com

pages